Proyecto Háblame bonito

Hemos observado que cada vez que los adolescentes se relacionan entre ellos con más agresividad. Han normalizado tanto el uso de insultos que actualmente los utilizan como si fueran saludos o palabras amistosas. Esto da lugar a malos entendidos que en algunos momentos derivan en conflictos e incluso peleas.

Por ello, queremos intentar que nuestro alumnado empiece a modificar los malos hábitos en su forma de comunicarse, aumentar su empatía y que empiecen a ponerse en el lugar del otro. Es necesario mostrar la importancia de la forma en que nos relacionamos y nos comunicamos con los demás.

Se dice que cuando repites algo durante 21, esto se convierte en un hábito. Es por esto que nos planteamos este proyecto con actividades previstas para este lapso de tiempo.

¡JUNTOS LO CONSEGUIREMOS!